Compartir

Un niño de 4 años ha sufrido la mordedura de un perro esta semana en Castellar del Vallès (Barcelona). El joven se encuentra en el hospital Parc Taulí de Sabadell.

Los hechos sucedieron el pasado martes en la urbanización Aire – Sol D, situada a las afueras de la localidad. El perro era propiedad de uno los vecinos.

En este comunicado, el Ayuntamiento ha lamentado los hechos y ha informado de que se ha abierto una investigación después de que se haya presentado una denuncia.

El animal no es de ninguna raza considera como “peligrosa”, tiene al día sus vacunas, el obligado chip y además está censado.