Compartir

Agentes de la Ertzaintza descubrieron el pasado viernes el cuerpo de una mujer momificado, tendido sobre la cama de su domicilio el barrio de Zabalgana (Vitoria), según ha informado ‘El Correo’.

Según la investigación abierta por la Policía Autonómica y por el Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria, el cuerpo no presentaba signos de violencia y según los primeros cálculos, la mujer llevaba muerta ocho años.

Fue un email enviado por un supuesto familiar de la víctima el que alertó a las autoridades de la presencia del cadáver en el domicilio.

La mujer se empadronó en 2007 en el piso donde fue encontrada. La domiciliación bancaria ocultó la muerte de la propietaria, mientras que la compañía de luz y agua habían cortado el suministro hacía tiempo.