miércoles, 30 septiembre 2020 18:56

González Laya reafirma su apoyo a Barnier y apuesta por acelerar la negociación con Reino Unido

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha reafirmado este miércoles su apoyo a la labor del negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier y ha apostado por acelerar las negociaciones con Londres, han informado fuentes diplomáticas españolas.

Barnier y González Laya han mantenido una conversación telefónica en la que han repasado la situación de las negociaciones con Reino Unido y la necesidad de prepararse para el fin del periodo de transición, el próximo 31 de diciembre, según fuentes comunitarias.

La ministra ha relatado en su cuenta de Twitter que Barnier le ha “transmitido su preocupación por el avance lento de las negociaciones”, porque “queda poco tiempo y mucho por hacer”. En este escenario, el Gobierno español “apoya acelerar la negociación y alcanzar un acuerdo que genere estabilidad y confianza”.

La conversación entre ambos se enmarca en los contactos regulares de Barnier con todos los gobiernos europeos. La anterior tuvo lugar el pasado 7 de mayo.

Después de siete rondas de negociaciones entre Bruselas y Londres sin que se haya alcanzado un acuerdo sobre la relación futura entre ambas partes, en la conversación se ha abordado la necesidad de que todas las administraciones nacionales y los sectores económicos estén preparados para el fin del periodo de transición.

Aunque Reino Unido salió de la UE formalmente el pasado 1 de enero, durante todo 2020 rige un periodo de transición por el cual sigue siendo de aplicación la normativa europea y durante el que deben negociarse los términos de la relación futura.

Sin embargo, la semana pasada, tras la séptima ronda de negociación, tanto Barnier como el negociador británico, David Frost, se mostraron pesimistas. El exministro francés lamentó que Londres “insista en un acuerdo de baja calidad centrado solo en bienes y servicios” mientras que Reino Unido criticó que la UE ponga tanto énfasis en la aceptación de las normas europeas sobre ayudas de Estado (ayudas públicas a empresas) y en acceso a la pesca.

Así las cosas, Barnier ve “poco probable” un acuerdo antes de fin de año –la UE quería tenerlo listo en octubre para dar tiempo a su ratificación–. La octava ronda negociadora está prevista entre el 7 y el 11 de septiembre.