Quantcast

Fallece tres días después de que le tocara la lotería

José Luis Rodrigo, un hombre de 84 años cuyo décimo fue agraciado el pasado sábado con el Gordo de la Lotería de Navidad con algo más de 400.000 euros, ha fallecido el martes, día de Navidad, en su casa de Huesca de manera repentina.

Rodrigo era un conocido comerciante del Coso Bajo de Huesca, donde regentaba junto a su hermano Almacenes Rodrigo. Había comprado el décimo en el colegio San Viator de la capital oscense, tal y como informa ‘Antena3‘.

“Si es de San Viator, seguro que tengo, y todos mis amigos”, expresó emocionado  el premiado.

Comentarios de Facebook