Compartir

Prepararte para la entrevista es importante, pero también es esencial que te organices para el propio día planeando tu vestuario, el medio de transporte que vas a utilizar, y lo que vas a llevar contigo. Si tienes una entrevista de empleo en los próximos días, ten en cuenta los 3 factores clave para que todo salga perfecto.

1¿Cómo vestirse?

La forma de vestir de un candidato tiene un gran impacto en su empleabilidad, por lo que dar una buena primera impresión es muy importante. Sin embargo, hoy en día hay bastante más flexibilidad y variedad en la ropa que la gente viste para ir a trabajar, por lo que es esencial hacer una investigación previa para conocer realmente el código de vestimenta de la empresa en la que estás solicitando el empleo. Puedes ver las redes sociales y sitios web corporativos para entender el tipo de formalidad necesaria. No querrás aparecer en una entrevista para un puesto en una start-up tecnológica vestido con tu mejor traje, o demasiado informal en un despacho de abogados. Asimismo, aunque sea importante vestirse de manera profesional, puedes expresar tu personalidad a través de tu ropa, siempre y cuando no sea de una forma excesiva. La idea es impresionar a tu entrevistador por tus habilidades y experiencia, y no por la ropa que vistes, ésta debe causar una buena impresión, pero no ser el foco de atención.

 Puedes preguntar a tu consultor de búsqueda y selección qué debes vestir, ya que éste sabrá aconsejarte de la mejor manera. Sin embargo, si estás tratando directamente con el departamento de recursos humanos de la empresa, o con el manager del departamento en el que esperas ser contratado, lo más fácil es preguntarle cuál es el código de vestimenta para la entrevista – nadie va a pensar mal porque preguntes cuál es la ropa más indicada para el día de la entrevista. Vestirte de forma profesional ayudará a que tus habilidades, éxitos y personalidad destaquen. No te olvides de cambiar sutilmente tu vestuario para la segunda entrevista.

Atrás