Compartir

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía confirmó este martes el fallecimiento de una paciente de 90 años afectada por el brote de ‘Listeria monocytogenes’, que en esta comunidad autónoma ha afectado ya a 114 personas.

El Gobierno andaluz precisó en un comunicado que la mujer murió la pasada noche en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y estaba ingresada con meningoencefalitis en la UCI y había pasado a paliativos el pasado viernes.

El número de pacientes hospitalizados en Andalucía es de 53 (el día anterior eran de 56), de ellos 18 son mujeres embarazadas (el día anterior eran 15). Además, hay dos pacientes en la UCI (el día anterior eran cinco). Entre los ingresados hay dos recién nacidos.

La distribución por provincias es la siguiente: Sevilla, 35; Huelva, siete; Cádiz, cinco; Málaga, seis; mientras que en el resto de provincias andaluzas no hay ingresados.

La Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, decretó el pasado 15 de agosto una alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial ‘La Mechá’, fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, “tras comprobar que este producto es el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en Sevilla en las últimas semanas”. El Gobierno andaluz pidió a la ciudadanía no consumir el citado producto y ordenó su retirada.

La listeriosis es una infección que afecta a las personas después de comer alimentos contaminados. La enfermedad afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. Es poco común que personas en otros grupos se enfermen con una infección por listeria.

SÍNTOMAS

Según recordó la Junta, la listeriosis es generalmente una enfermedad leve, que cursa produciendo fiebre y diarrea de manera similar a otras infecciones trasmitidas por alimentos, pero este tipo de infección por listeria es raramente diagnosticada.

“No obstante, en ciertos grupos de personas como son las mujeres embarazadas, puede causar una afección grave que afecte al feto; también son especialmente sensibles las personas mayores, y los pacientes con el sistema inmunitario debilitado más pueden desarrollar síntomas”, indica.

Las personas con listeriosis invasiva generalmente presentan síntomas entre una y cuatro semanas después de haber comido alimentos contaminados con listeria; incluso en algunos casos algunas personas presentan síntomas hasta 70 días después de la exposición. No obstante, también hay casos en que los síntomas aparecen tan temprano como el mismo día de la exposición.

Los síntomas que presenta la enfermedad son fiebre, dolores musculares, vómitos o diarreas, rigidez de cuello, confusión y debilidad. La Junta pide a los ciudadanos con cuadros como estos que se dirijan a su centro de salud o a las Urgencias más cercanas. Para prevenir la infección, se recomienda cocinar los alimentos hasta una temperatura interna de 73,9ºC o hasta hervir y extremar la higiene en la manipulación y conservación de los alimentos.

(SERVIMEDIA)