Compartir

Con la llegada de la pandemia del coronavirus la afluencia de público a los estadios de fútbol, entre otras medidas, ha quedo restringida hasta nuevo aviso. Desde entonces, muchos clubes han puesto en marcha diferentes iniciativas para devolver a los recintos el ambiente que solía reinar en ellos de manera habitual antes del brote del covid-19. Así hemos podido escuchar los gritos y aplausos de una hinchada invisible a través de la megafonía de los estadio o ver los templos del futbol repletos de imágenes de sus hinchas impresas en cartones.

La polémica ha estallado en la Premier League británica después de que en el Elland Road, casa del Leeds United, apareciera el rostro del desaparecido líder de la organización terrorista Al Qaeda, Osama Bin Laden, entre las fotos de los socios del club.

El Leeds procedió a la retirada de la controvertida imagen después de que uno de sus seguidores denunciase el hecho en las redes sociales.

Desde el club han asegurado que no volverá a repetirse una incidencia de semejantes características.