Quantcast

Euskadi ve “razonable” mantener las medidas hasta pasado el puente de diciembre

El portavoz y consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha afirmado este jueves que, teniendo en cuenta la actual situación epidemiológica en Euskadi, “lo razonable” es mantener las medidas que están en vigor hasta después del puente de diciembre.

En una entrevista concedida a Bizkaia Irratia, Zupiria ha indicado que “la situación no es buena”, ya que, en primer lugar, los niveles de contagio deberían ser “mucho menores que las actuales”, teniendo en cuenta que la tasa de incidencia acumulada en 14 días por 100.000 habitantes en Euskadi es de unos 800 casos, cuando el objetivo es que sea de 50-60 “para que la situación se dé por buena”.

Asimismo, ha destacado que existe “una gran presión” en los hospitales y en las UCIs, una situación que conlleva que, por un lado, que “tengamos mucha gente grave” y, por otro, que se retrasen los cuidados y operaciones de otro tipo de enfermedades, “lo que demuestra la gravedad de la situación”.

“Por lo tanto, para bajar de 800 contagios a 50 tenemos un largo camino por delante, y para eso se han adoptado medidas duras, con las que tendremos que continuar. Cuando el Lehendakari anunció las medidas, dijo que se revisarían en 15 días, pero que eran para un mes. Ese mes termina el 5 de diciembre, y lo razonable sería, tal y como están las cosas, mantener en vigor estas medidas hasta pasar ese puente”, ha insistido.

El portavoz del Gobierno Vasco ha asegurado que adoptar las medidas que se han tomado ha sido “muy difícil”, teniendo en cuenta su “dureza”, ya que “se han limitado libertades fundamentales de las personas, el tránsito entre municipios, los horarios, se han cerrado establecimientos hosteleros y muchas actividades están limitadas, como el deporte”.

“Y eso no es lo más fácil, sino lo más difícil, y el objetivo es darle la vuelta a esta situación cuando ante y poder convivir con esta grave situación sanitaria que se va a alargar durante meses”, ha destacado.

En este sentido, ha manifestado que en Euskadi han muerto 2.330 personas como consecuencia del coronavirus, por lo que, en su opinión, “esto no cosa de unos pocos, sino que tiene influencia en todos”.

Así, ha asegurado que la actual situación “no es más leve” que la del pasado mes de marzo, y ha recordado que a aquella situación se superó a través del confinamiento domicilario. “Ahora la situación es diferente, porque las fábricas y los colegios están abiertos, podemos salir a la calle, podemos hacer actividad y podemos ir a eventos culturales. ¿Qué es lo que queremos?, ¿volver a la situación de marzo? El Gobierno Vasco no, y por eso hemos adoptado estas medidas”, ha explicado.

NAVIDAD

Asimismo, el portavoz y consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco se ha referido a las fechas de Navidad, y ha dicho que, aunque aún desconoce cuales serán las normas que se adoptarán, “todos debemos hacer una reflexión”, porque la situación requiere de “una tensión permanente”.

Así, ha explicado que él mismo, al igual que muchas personas, tiene por costumbre en las fechas navideñas comer, cenar o potear con los compañeros de trabajo, y visitar y reunirse con la familia.

“En nuestra familia hemos decidido que no vamos a hacer nada de eso, que no nos vamos a reunir, solo los de casa, y que no vamos a ir a visitar a la familia. Tampoco vamos a salir el 24 y el 31 de diciembre a hacer ese poteo con los amigos, y no vamos a hacer comidas o cenas con amigos. Es una decisión personal”, ha explicado.

Por ello, ha reiterado la necesidad de “hacer una reflexión”, ya que, según ha dicho, “lo que nos queda por delante es largo y son muchos meses para convivir con estas medidas”, por lo que la situación requiere de “una tensión permanente”.

VACUNA

Por último, Bingen Zupiria ha afirmado que los rsponsables de Osakidetza como del Departamento de Sanidad están en contacto con los responsables sanitarios del Estado para organizar el proceso de la vacuna, “cómo y dónde se va a repartir, o cómo y dónde se va a guardar”.

En todo caso, ha desatacado que “aún no está en nuestras manos, ni en las del Estado, ni en las de Europa”. “Aún no hay vacuna, por lo tanto, esperemos, organicémonos y preparémonos, pero teniendo en cuenta que aún nos quedan muchos meses por delante, y que solo con el cuidado y la prudencia personal lograremos hacer frente a la situación”, ha concluido.

Comentarios de Facebook