Compartir

Barcelona volvió a ser este miércoles escenario de una nueva batalla campal entre los independentistas radicales que no aceptan la sentencia condenatoria a los líderes del ‘procés’ y los integrantes de las fuerzas de seguridad.

A las barricadas creadas en varios puntos de la ciudad y al lanzamiento de ácido contra los agentes, se sumaba el intento de derribo del helicóptero de los Mossos que vigilaba desde el aire la zona donde se registraban los enfrentamientos.

En las imágenes, compartidas a través de las redes sociales, se puede ver cómo se disparó un artefacto pirotécnico contra el helicóptero sin consecuencias.