Compartir

Sigue la agonía de los padres de Julen, que todavía siguen sin saber cuándo podrán saber algo de su hijo, desaparecido hace algo más de una semana en el interior de un pozo de Totalán (Málaga).

A la espera de noticias, Jose y Vicky continúan en la vivienda que le ha dejado una vecina de la localidad malagueña. Según ‘Antena 3’, en todo momento están acompñados por 8 agentes de la Guardia Civil y por 2 psicólogos. Todos ellos se van alternando durante las 24 horas para no dejar en ningún momento solos a los padres de Julen.

Los psicólogos confirman que durante estos días de búsqueda, ambos han sido preparados para todo tipo de escenarios: tanto si el menor es encontrado con vida, como si finalmente se confirma los peores pronósticos.

Familiares y amigos también están arropando a la joven pareja, que ya sufrió la pérdida de otro de sus hijos por un infarto.