Compartir

El primer ministro galo, Edouard Philippe, va a entregar este lunes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, documentos y otro tipo de material intervenidos a ETA, en un acto en el que ambos países van a poner en valor la cooperación en materia antiterrorista.

España recibirá así unas 7.000 piezas incautadas por las fuerzas de seguridad galas, y los expertos confían en que sirva para esclarecer algunos asuntos pendientes de resolver. Será la segunda entrega de material, tras la del pasado mes de febrero.

La ceremonia que ha sido convocada con carácter solemne, por el fin de ETA y para homenajear a las víctimas, va a tener lugar en el Palacio de la Moncloa, y contará con la presencia de los expresidentes, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, y los grandes ausentes serán José María Aznar y Mariano Rajoy.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, finalmente acudirá, después de que Moncloa pidiera “disculpas por la forma y el tiempo de la invitación” y subrayara la importancia de que el Gobierno Vasco estuviera presente en el acto.

En la ceremonia además se condecorará a las juezas galas Laurece Le Vert y Hélèn Davo, por su implicación.