Compartir

España se ha adherido al sistema de alerta rápida de la UE que tiene como objetivo informar instantáneamente sobre campañas de desinformación e intercambiar datos y tomar decisiones entre los Estados miembros.

Así lo anunció la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que expuso que al Ejecutivo le preocupa la “pulcritud” en los próximos comicios, una preocupación que alcanza al “80%” de los españoles.

Esta decisión se tomó después de que el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, presentara al Consejo de Ministros un informe sobre desinformación y la amenaza global que supone para la libertad y la democracia.

El jefe de la diplomacia española explicó los trabajos preparatorios que ha desarrollado la Comisión Europa, que el pasado mes de diciembre aprobó un Plan de Acción contra la Desinformación para responder coordinadamente a la proliferación de las ‘fake news’.

Por esa razón, puso en marcha un sistema de alerta rápida para informar instantáneamente e intercambiar datos y tomar decisiones entre los Estados miembros.

En clave nacional, Borrell describió el grupo de trabajo interministerial sobre desinformación, coordinador por la Secretaría de Estado de Comunicación, que trabajará bajo la denominación de Comisión Permanente contra la Desinformación.

De este modo, la Secretaría de Estado de Comunicación se convertirá en el punto de contacto único con la UE y coordinará las tareas de dicha Comisión Permanente, de la que formarán parte Presidencia del Gobierno (Departamento de Seguridad Nacional y la Dirección de Análisis y Estudios), y los ministerios de Defensa (CNI), Interior, Exteriores y Economía y Empresa

El Plan de Lucha contra la Desinformación prestará, por indicación de la Presidencia del Gobierno y de cada uno de los departamentos ministeriales concernidos, un especial énfasis en el elemento reputacional de España vinculado a la crisis territorial en Cataluña y a los procesos electorales, tanto internos como europeos, que se celebrarán en los próximos meses.