Compartir

La economía española registró en el primer trimestre de 2019 el cuarto mayor crecimiento de los países de la eurozona, con un incremento del 0,7% respecto al último trimestre de 2018, sólo superado por Lituania (+1%), Chipre (+0,9%) y Eslovaquia (+0,9%).

Así se refleja en los datos publicados este miércoles por Eurostat, que señalan que el PIB español creció por encima de la media tanto de la UE (+0,5%), como de la Eurozona (+0,4%).

Teniendo en cuenta a todos los países de la UE, aquellos con los mayores crecimientos de su PIB respecto al último trimestre de 2018 fueron Polonia (+1,4%), Rumanía (+1,3%) y Bulgaria (+1,1%). El crecimiento medio de los 28 países que conforman la UE fue del 0,5%, por lo que España se situó dos décimas por encima.

En términos interanuales, es decir, en comparación con el primer trimestre de 2018, la economía española creció un 2,4%, el doble que la media de la zona euro (+1,2%) y nueve décimas más que la media de la UE (+1,5%).

En el conjunto de la UE, en términos interanuales España se situó como el décimo país con mayor crecimiento, tras Hungría (+5,2%), Rumanía (+5,1%), Polonia (+4,6%), Lituania (+3,8%), Eslovaquia (+3,8%), Chipre (+3,5%), Bulgaria (+3,4%), Letonia (+3%) y República Checa (+2,5%).

Por el contrario, países como Francia (+1,1%), Alemania (+0,7%) e Italia (+0,1%), se situaron por debajo de la media europea.

(SERVIMEDIA)