Compartir

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, no descartó este martes que puedan votar favorablemente la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, tras la cita que ha tenido con la ‘número dos’ del PSOE, Adriana Lastra, con la que “no hemos negociado absolutamente nada”.

Tras una reunión “cordial y satisfactoria”, Rufián señaló que ellos no quieren estar en “el saco de la amenaza, del error”, sino que quieren que “esto avance” porque la “gente está cansada, fatigada y lo que quiere es que los políticos hagamos política”.

“Es una irresponsabilidad histórica”, dijo, dar una “segunda oportunidad” a los partidos de la derecha porque hubo mucha gente que votó “con la nariz tapada” en las elecciones para lograr lo que se ha conseguido para frenar a las derechas. Este hecho, continuó, sería “tirar por la borda centenares de miles de votos que se planteó votar en esas elecciones”.

“Pedimos responsabilidad a todos. Pedimos que nadie se levante de la mesa de negociación hasta el último minuto”, trasladó Rufián a PSOE y Podemos, para que esta sea la legislatura “del diálogo”. “No hay ningún ministerio ni ningún veto que merezca según qué cosas que están pasando estos días”, señaló. Rufián pidió que PSOE y Podemos dejen de hablarse a través de los medios de comunicación y de “amenazarse” porque “se tienen que poner de acuerdo”.

En este sentido, Rufián señaló que la gente “está cansada” y “quiere que nos pongamos de acuerdo”, por lo que apeló a la responsabilidad, porque “queremos que la legislatura avance y que haya una resolución del conflicto político en Cataluña en esta legislatura”.

 

Preguntado sobre si el voto de ERC estaría vinculado de algún modo con Podemos, Rufián aclaró que “nuestro voto en ningún caso” estará “condicionado por otra fuerza” porque es autónomo y en ningún caso puede estar condicionado a lo que hagan otras fuerzas, mucho menos a Podemos”.

Sobre el sentido del voto, que avanzó que sería “incoherente” que fuera distinto entre las votaciones del martes y del jueves, apuntó que todavía “se tiene que decidir” en la reunión de la dirección de ERC del viernes.

A este respecto, indicó que la decisión del voto de ERC se decidirá este viernes en la Ejecutiva del partido, donde “se abarcará este tema sobre el sentido del voto”, aunque recordó que “siempre hemos ido con el mismo discurso”, por lo que “parecería absurdo cambiarlo”. En este sentido, comentó que “no podemos votar algo que no existe aún”, por lo que “apelamos a la responsabilidad de ambas fuerzas”.

Sobre la posibilidad de volver a repetirse una votación investidura en septiembre, Rufián afirmó que este hecho “nos complica la vida a todos”, porque además “nos enfrentamos a una sentencia muy dura, donde sería muy complicado gestionar todo y hacer política”.

Por último, exigió que tanto PSOE como Unidas Podemos “hagan el favor de negociar” y que “sean conscientes de que están condenados a entenderse, aunque tengan enormes diferencias”, ya que “en el futuro, les guste más o menos, tendrán que llegar a acuerdo”.