Compartir

El coordinador de ERC y vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, y su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, insistieron este lunes en que votarán no a la investidura de Pedro Sánchez si no se establece una mesa de negociación bilateral entre los gobiernos español y catalán “de igual a igual” donde ellos plantearán la autodeterminación y en que un buen acuerdo “a veces es inviable que sea también un acuerdo rápido”.

Lo hicieron en declaraciones en la puerta del Congreso tras una reunión de representantes de la dirección del partido y los grupos parlamentarios de las dos cámaras en vísperas de la apertura de legislatura y de su segunda reunión con el PSOE para negociar su apoyo a la investidura de Sánchez.

Aragonés avisó de que ERC planteará el derecho a la autodeterminación en esa mesa y puntualizó: “Vamos a trabajar para que sea un acuerdo sólido, con garantías. Esto a veces es inviable con que sea también un acuerdo rápido. El tiempo no nos preocupa, nos preocupan los contenidos. Vamos a negociar con firmeza, con volunta de entendernos pero para que haya una mesa entre los gobiernos en el que se puedan plantear todos los proyectos, todas las propuestas; la nuestra es la autodeterminación”. Y al final reiteró, rebajando las posibilidades de una investidura antes de Navidad: “Es preferible un buen acuerdo que un acuerdo rápido”.

Rufián abundó que un buen acuerdo “es incompatible con las prisas” y que “hoy por hoy, ERC está en el no”. Precisó que su partido pide “una mesa de diálogo entre iguales; si eso no pasa, ERC votará que no”. Fuentes de la formación apuntaron respecto a la reunión de mañana con el PSOE que ven difícil que esta solución se pueda alcanzar en dos reuniones.

(SERVIMEDIA)