Compartir
Servimedia

El mes pasado fue el tercer enero más cálido en la Tierra desde que el registro histórico de temperaturas globales comenzara en 1880, según el último informe mensual de la agencia estadounidense NOAA (Administración Nacional Atmosférica y Oceánica).

El informe, hecho público este martes y recogido por Servimedia, indica que la temperatura combinada de la superficie terrestre y oceánica en enero de este año fue 0,88ºC superior a la media del siglo XX, con lo que se convirtió en el tercer enero más caluroso de los últimos 140 años, empatado con el de 2007 y sólo por detrás de los de 2016 (+10,6ºC) y 2017 (+0,91ºC).

Los 10 eneros más cálidos en la superficie del planeta han llegado desde 2002 y los cinco últimos años (2015 a 2019) están entre los seis más calurosos desde 1880.

Enero de 1976 fue la última vez en que las temperaturas globales terrestres y oceánicas de ese mes estuvieron por debajo de la media, concretamente -0,02ºC. Por tanto, el de este año es el 43º enero consecutivo con valores térmicos superiores a los normales en la Tierra.

El primer mes de 2019 se caracterizó por condiciones más cálidas de lo normal en gran parte de la superficie del mundo, sobre todo en gran parte de Australia y zonas del noreste y el sudoeste de Asia, donde las temperaturas fueron del orden de cuatro grados superiores a las habituales.

Hubo récords térmicos en gran parte de Australia y el océano Antártico circundante, el sur de Brasil, el océano frente a la costa sur de Sudáfrica y partes de África, Asia y el Pacífico sudoriental.

Por el contrario, en enero hizo más frío de lo normal en el norte de América del Norte, Europa y Asia central, donde las temperaturas estuvieron alrededor de un grado por debajo del promedio, aunque en ninguna zona hubo récord de temperaturas frías.

En cuanto a las regiones del planeta, el pasado enero resultó ser el más caluroso jamás registrado en Oceanía desde 1910 y el quinto en América del Sur, en tanto que fue el más frío desde 2011 en América del Norte.

La temperatura de la superficie terrestre superó en 1,51ºC la media de enero, con lo que el de este año fue el cuarto enero más cálido desde 1880, y la de la superficie oceánica rebasó en 0,86ºC el promedio, de manera que fue el segundo valor más alto de la serie histórica.