Compartir

Un niño de cuatro años de edad fue encontrado por una vecina de Granada, mientras deambulaba solo por la calle, a  las 6 horas de la madrugada y en pijama. El pequeño aseguró que se había despertado y al no ver a sus padres en casa había salido a buscarlos.

Según publica ‘El Ideal’, otra vecina avisó a la policía que, tras confirmar que el niño no presentaba ningún daño o signo de violencia, trató de localizar su domicilio.

Sin embargo, pese a dar varias vueltas, el pequeño no puedo identificar su casa. Llegados a ese punto, el niño fue trasladado al centro de protección de menores Bermúdez de Castro de la capital andaluza y la Fiscalía ordenó la apertura de una investigación por si existiera un caso de abandono.

Finalmente, agentes de la policía dieron con el paradero de los padres que se mostraron destrozados por la desaparición. Aún se desconocen las causas que le llevaron a salir a la calle, si fue por abandono o por un posible caso de sonambulismo.