Compartir
Pixabay

La policía portuguesa continúa buscando a la madre del bebé recién nacido que fue abandonar en el interior de un contenedor de basura sin ropa.

Afortunadamente el menor fue encontrado por un ‘sin techo’ que rebuscaba entre los desperdicios, y que localizó al niño unas horas después de que ser depositado.

Según ha relatado el mendigo en una televisión, su sorpresa fue mayúscula cuando escuchó el llanto de un recién nacido en el contenedor. Rápidamente decidió llevarlo a una tienda para que entrara en calor hasta que avisaron a los agentes.

Los servicios sanitarios trasladaron al bebé a un hospital donde evoluciona favorablemente.