Compartir

El viaje que Gerardo Pisarello, primer teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, realizó a Argentina y Uruguay durante el pasado mes de agosto costó 10.449,42 euros al Consistorio de la capital catalana.

Los gastos son la suma de los costes del viaje tanto de Pisarello como de sus dos acompañantes -la jefa adjunta de Gabinete, Mar Jiménez, y Bertran Cazorla, asesor de comunicación-, según consta en una respuesta formal del Ayuntamiento a una petición de acceso a la información realizada por Servimedia conforme a la Ley de Transparencia.

Los vuelos del primer teniente de Alcaldía y un cambio de billetes que realizó correrán a cargo de la Universidad de Rosario en Argentina, que durante el viaje le nombró doctor honoris causa, según informó el propio Ayuntamiento. Si no hubiera sido así, el coste del viaje ascendería hasta los 13.223,4 euros.

El acto en la Universidad Nacional de Rosario en el que se nombró doctor honoris causa a Pisarello tuvo lugar el pasado 22 de agosto. En aquel momento, los asesores municipales ya habían vuelto del viaje, pero el ‘número dos’ de Colau no estuvo solo. Vanesa Valiño, asesora del Ayuntamiento y mujer de Pisarello, y los hijos de ambos también acudieron al viaje y a partir del 13 de agosto comenzaron juntos las vacaciones familiares.

Según aclaran desde el propio Ayuntamiento, todos los gastos de la mujer y los hijos de Pisarello fueron sufragados por la propia familia. Además, a partir del 13 de agosto Pisarello también corrió con sus propios gastos a pesar de que aún contó con actos y reuniones de agenda institucional.

CUATRO CAMBIOS DE BILLETES

Uno de los gastos de las cuentas del viaje a los que ha accedido Servimedia son los cuatro cambios de billetes que se realizaron. Tanto Pisarello como sus dos asesores cambiaron los pasajes de avión de la ida.

Los vuelos se habían sacado con mucha antelación “para ahorrar, pero hubo que modificarlos por la posibilidad de huelga de los trabajadores de Iberia”, según el propio Consistorio barcelonés. Estos cambios costaron 862,14 euros al Ayuntamiento y 492,94 a la Universidad Nacional de Rosario, que se comprometió con la ciudad de Barcelona a devolver los gastos en vuelos de Pisarello.

Además, Bertran Cazorla, miembro del Gabinete del primer teniente de Alcaldía, también cambió su billete de vuelta a Barcelona para regresar el 19 de agosto junto a la otra asesora. Ambos acabaron el viaje institucional el 12 de agosto, pero se quedaron en Argentina a título personal hasta el día de la vuelta.

Jiménez y Cazorla volaron a Barcelona el 19 de agosto, aunque en un principio estaba programado que el asesor acompañara a Pisarello unos días más en su viaje. Esta decisión se sustentaba especialmente en que le acompañase en su nombramiento como doctor honoris causa, que tuvo lugar tres días después. Desde el Ayuntamiento amparan esta decisión en la intención de “ahorrar costes”, aunque el adelanto de la vuelta de Cazorla supuso 593,97 euros a las arcas públicas.

3.500 EUROS POR PERSONA

Los gastos del viaje que sufragó el Ayuntamiento de Barcelona suponen un desembolso de 3.483,14 euros por persona. De todos modos, tampoco es el viaje más caro que se ha realizado desde el Ayuntamiento de Barcelona. Este título lo ostenta un viaje del anterior alcalde, Xavier Trias, junto a otros cuatro concejales a Miami, Colombia y Río de Janeiro en mayo de 2014.

La expedición de Trias y los otros cuatro ediles a América supuso un desembolso de 73.436 euros para las arcas municipales, pero esa cifra sólo incluye el gasto total de los cargos electos sumado al coste de las dietas de asesores y acompañantes, según desveló ‘Crític’ en 2016.

El viaje de Trias costó, por tanto, 14.687,2 euros por cabeza, más de 4.000 euros por encima que el total del viaje de Pisarello y sus dos asesores, que sí incluye todos los gastos de los acompañantes. En el viaje de Trias, además, la comitiva fue mucho más grande, ya que los cinco concejales contaron con 13 acompañantes entre asesores y periodistas.

“REFORZAR LOS LAZOS CON LATINOAMÉRICA”

Desde el actual Ayuntamiento barcelonés defienden que la actividad realizada por Pisarello durante el viaje del pasado mes de agosto “ha permitido reforzar los lazos de Barcelona con un área como Latinoamérica, que ha sido estratégica para la ciudad desde siempre, y en concreto con el Cono Sur”.

El Consistorio de la Ciudad Condal también destaca que “lo sorprendente del viaje es que Pisarello continúo realizando actos institucionales durante sus vacaciones personales a coste cero para el Ayuntamiento”.

“El viaje también ha permitido visibilizar el modelo urbano que estamos desplegando en Barcelona y constatar el altísimo interés que suscita en el mundo entre académicos, políticos y la ciudadanía en general”, aclaran.