Compartir

El Ministerio de Sanidad obliga al uso de mascarilla de manera obligatoria desde este jueves a todo aquel que sea mayor de seis años y que esté “en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público”, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad de al menos dos metros. Además, recomienda su utilización para la población infantil de entre tres y cinco años.

Así se ha establecido este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde se excepciona de esta obligación a aquellas personas que presenten “algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por la utilización de la mascarilla y a aquellas cuyo uso se encuentre contraindicado por motivos de salud o que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización”. Tampoco deberán llevarla las personas que salgan a hacer deporte.

Asimismo, su uso no será exigible “en el desarrollo de actividades que resulten incompatibles, tales como la ingesta de alimentos y bebidas, así como en circunstancias en las que exista una causa de fuerza mayor o situación de necesidad”.

Además, el Ministerio de Sanidad pide que se utilice “cualquier tipo de mascarilla”, aunque señala “preferentemente higiénicas y quirúrgicas, que cubran nariz y boca”.

Las multas por no usar la mascarilla oscilará entre los 601 y los 30.000 euros.