Compartir

El PSOE gana las elecciones autonómicas en Castilla y León con el 78,22% de los votos escrutados al lograr 34 parlamentarios, por lo que dependerá de Ciudadanos para poder gobernar.

Los socialistas obtienen el 34,73% de los votos y 34 diputados, a siete de la mayoría absoluta situada en 41 asientos, seguido del PP que se hace con el 31,78% de las papeletas y 31 parlamentarios.

De este modo, Cs se erige en el partido clave, ya que, con su 15,34% de los sufragios y 12 parlamentarios, decidirá quién será el próximo presidente de Castilla y León.

Por su parte, Vox consigue el 5,59% de los votos y un asiento, al igual que Podemos, que obtiene 4,99% de los sufragios.

Unión del Pueblo Leonés se hace con el 1,53% de las papeletas y un escaño, mientras que XAV logra el 0,63% de los votos y otro escaño.