Compartir

El Gobierno restó este miércoles importancia a la posición que manifiesta el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, y señaló que “no va a ninguna parte” porque la sentencia del Tribunal Supremo es muy “clara y unánime”.

De esta manera, desde Vicepresidencia aseguran que Carmen Calvo no va a responder a la misiva que le ha hecho llegar el prior cuestionando la sentencia y avisando de que su abadía no autoriza el acceso a la Basílica (lugar de culto) con la finalidad de acceder a una ‘res sacra’ (sepultura).

Fuentes gubernamentales no dan crédito a esa advertencia de Cantera ni creen que llegue hasta el “extremo” de impedir la entrada en la basílica porque se trataría de un incumplimiento de la sentencia del Alto Tribunal y supondría contravenir también la propia posición de la jerarquía de la Iglesia católica.

En el Ejecutivo recuerdan que, al conocerse el fallo del Supremo, el Vaticano trasladó su compromiso pleno con el cumplimiento de la sentencia. También añaden desde el Gobierno que, justo hoy mismo, el Tribunal Supremo ha respondido a la petición de aclaración hecha por la familia de Francisco Franco tras la sentencia que autorizaba su exhumación, y en ella indica que no tiene nada que aclarar sobre lo ya decidido y da vía libre a la continuación de proceso para la exhumación del dictador del Valle de los Caídos. Además, le dice al prior del Valle de los Caídos que está obligado a colaborar con las autoridades para facilitar el traslado de los restos.

(SERVIMEDIA)