Compartir
Pedro Sánchez y Jean Claude Juncker

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, comparece hoy en el Pleno del Parlamento Europeo para exponer su visión sobre el futuro del proyecto comunitario, aunque también tendrá la oportunidad de exponer su gestión en los seis meses que lleva al frente de La Moncloa y la hoja de ruta que está trazando para España, entre otras cosas con los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Sánchez acudirá a las diez de la mañana a la sede de la Eurocámara en Estrasburgo (Francia), donde esta semana se celebra el Pleno comunitario. Allí pronunciará un breve discurso de unos 15 minutos de duración ante el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y, posteriormente, se enfrentará a las preguntas de los líderes de los diferentes grupos, entre los que no hay ningún español.

El Partido Popular lamentó este martes que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, vaya a faltar a la intervención de Sánchez, pero culpó de la ausencia al dirigente español por sus duras críticas en el pasado al luxemburgués.

El portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, admitió “como español” que le hubiera “gustado” que Juncker acudiera mañana a la sesión plenaria, si bien apuntó que debe quedarse en Bruselas para trabajar en la respuesta que la UE debe dar ante la decisión del Parlamento del Reino Unido de rechazar el acuerdo sobre el ‘Brexit’.

Sin embargo, la representación española tendrá oportunidad de dirigirse a Sánchez en el turno posterior de toma de palabras, en el que los jefes de las diferentes delegaciones españoles tienen previsto solicitar el turno, incluidos la portavoz del PSOE, Iratxe García, y el portavoz del PP, Esteban González Pons.

Pero lo que más temen las fuentes consultadas por Servimedia en el PSOE y en La Moncloa es que los partidos independentistas aprovechen ese momento para montar un “circo” al jefe del Ejecutivo para internacionalizar sus reivindicaciones soberanistas e incluso con la parafernalia de sus recientes protestas políticas, “lazos amarillos incluidos” como queja por los presos que van a ser enjuiciados en el Tribunal Supremo por declarar la independencia de Cataluña o los que, como Carles Puigdemont, están fugados en Bélgica.

Tras la participación en el Pleno hasta las 12.30 horas, Sánchez tiene previsto celebrar un encuentro y rueda de prensa con el presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, perteneciente al Grupo Popular Europeo y uno de los políticos europeos que en el último año y medio más y con mayor contundencia se ha expresado públicamente contra el desafío secesionista en Cataluña.

Sánchez celebrará un almuerzo con autoridades europeas y mantendrá a continuación un encuentro con el personal español que trabaja para las instituciones europeas. La visita a Estrasburgo concluirá con una reunión a puerta abierta con los eurodiputados españoles.

La participación del presidente del Gobierno de España ante el Parlamento Europeo es la decimoquinta dentro de una ronda de intervenciones que ya han realizado otros jefes de Estado o de Gobierno de la UE y que comenzó en enero de 2018. Entre otros, han acudido la canciller de Alemania, Angela Merkel; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, y el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras. Después de Sánchez les corresponderá el turno al primer ministro de Finlandia, Juha Sipilä, en la sesión parlamentaria del 30-31 de enero en Bruselas, y al primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, en febrero en Estrasburgo.