Compartir
Flikr

La vicesecretaria general de Política Social del Partido Popular, Cuca Gamarra, volvió a rechazar este viernes, tras la votación fallida de investidura que tuvo lugar ayer, que su partido vaya a entregar “un cheque en blanco” al líder socialista, Pedro Sánchez, para que cree “más desgobierno” de la mano de sus “socios preferentes” de Unidas Podemos.

En una entrevista en Rne recogida por Servimedia, Gamarra emplazó a Sánchez a pedir disculpas a todos los españoles por “el espectáculo” que lleva dando estos últimos tres meses en los que “no ha hecho sus deberes” para llegar a la investidura y, con ello, “ha metido a España en este lío y ha generado este estrés en toda la sociedad española”.

A su juicio, Sánchez debería actuar con “un poco de humildad” tras haber “estado engañando a todos los españoles” y, peor aún, “tomándonos el pelo”. “Lo que no puede pretender es que con los pactos que tiene, con los socios que nos muestra y su intención de sentar a Podemos en el Consejo de Ministros sea el PP quien apoye” ese gobierno, sentenció.

Recordó que Sánchez planteó que Unidas Podemos era su “socio preferente” y opinó que se trata de un partido con “políticas comunistas y populistas”, por lo que son “incompatibles con el constitucionalismo”. Explicó que, durante el debate, el líder del PP, Pablo Casado, le señaló “el camino correcto para poder contar con el PP” para pactos de Estado.

La vicesecretaria general de Política Social del PP habló así de que “el abandono de la moderación y el abandono del marco de la Constitución” del PSOE actual impiden al PP apoyar directa o indirectamente a Sánchez, pues son precisamente los requisitos para que ambos partidos puedan encontrarse en determinados asuntos.

“Hemos encontrado justamente lo contrario, un portazo y la negativa a apoyar un Gobierno constitucionalista en Navarra mientras se echa en brazos del populismo, el independentismo y EH Bildu”, denunció Gamarra tras recordar que Casado ha acudido a todas las llamadas de Sánchez y ha puesto sobre la mesa pactos de Estado por el bien de España.

En este contexto, dijo entender perfectamente “la desazón” que puedan sentir los españoles que, como el PP, quieren “cuanto antes” un Gobierno y evitar elecciones. “Pero hay que saber para qué. No pueden ser cheques en blanco y el voto del PP no solo tiene que ser el voto del desbloqueo, tiene que ser el voto de la garantía constitucional, de la libertad y de la moderación”, apostilló.

Renegó así de dar un cheque en blanco a Sánchez para que pacte con sus “aliados” de la moción de censura y opinó que la ciudadanía entiende que el PP no ratifique un acuerdo “que trae más desgobierno”. En palabras de Gamarra, es una cuestión del marco constitucional de 1978 que el PP no está dispuesto a abandonar “nunca”.