Compartir
Twitter

La dirección nacional del Partido Popular consideró este lunes que “la ambigua información” que existe sobre un posible adelanto electoral el 14 de abril parece “un ultimátum a la desesperada” del Gobierno de Pedro Sánchez a sus “socios independentistas” para que retiren las enmiendas a la totalidad del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019.

Esta fue la valoración que hizo la vicesecretaria general de Comunicación del PP, Marta González, en rueda de prensa en la sede nacional del partido ante las informaciones que apuntan a que el presidente del Gobierno baraja el 14 de abril como fecha para una convocatoria de comicios generales.

González aseguró que en el PP estarían “encantados” con el adelanto electoral, pues precisamente eso es lo que se pidió ayer en la concentración ‘por una España unida’ que congregó a miles de españoles en la Plaza de Colón y en las calles adyacentes. “Queremos que sean cuanto antes, esas elecciones ya tardan en este momento”, remarcó.

En todo caso, juzgó “ambigua la información que manejamos sobre esa convocatoria del 14 de abril”. Precisamente, según las fuentes consultadas por Servimedia, el Gobierno socialista mantiene su “hoja de ruta” para seguir en La Moncloa aun en el supuesto de que el Congreso de los Diputados rechazase este miércoles su proyecto presupuestario.

Oficialmente, Moncloa ni confirma ni desmiente esta fecha y se remite a las declaraciones que el jefe del Ejecutivo realizó esta mañana en su cuenta oficial de Twitter dejando entrever que los Presupuestos Generales del Estado no lograrán el respaldo necesario.

Para la vicesecretaria de Comunicación del PP, “da la sensación de que se trata de un especie de ultimátum a la desesperada” del Gobierno a sus “socios independentistas” para que el PDECat y ERC retiren antes de la votación del miércoles sus enmiendas a la totalidad al proyecto presupuestario.

SÁNCHEZ, “DESESPERADO”

No obstante, el Comité de Dirección presidido por Pablo Casado “no supo” en su reunión de esta mañana la información que apuntaba al 14 de abril como posible fecha para los comicios. Sí se habló de la concentración de ayer en Colón y se expresó la “sensación” de que el Gobierno está “absolutamente desesperado” y puede verse abocado a convocar elecciones.

“No quiere convocar, pero quizás se vea en la necesidad de hacerlo”, arguyó González, que durante toda su comparecencia se refirió al “rotundo éxito” de la protesta que ayer llevó a miles de españoles a salir a las calles para protestar contra “la traición” de Sánchez y exigir elecciones generales de manera urgente.

Celebró que “personas con diferente origen y vinculación ideológica” uniesen ayer sus voces para decir que “no se puede negociar con los que quieren romper España” porque “la soberanía nacional es demasiado importante como para jugársela y ponerla en venta por unos Presupuestos”.

“La supervivencia de Sánchez un año más en La Moncloa no puede hipotecar el futuro de todos los españoles como nación”, sentenció González, y volvió a referirse a la manifestación de ayer como “multitudinaria y pacífica”.

En cuanto a las críticas que ha recibido el manifiesto que ayer se leyó en Colón, sobre todo en lo referente a que Sánchez cedió “al aceptar las 21 exigencias del secesionismo”, respondió que el texto leído “contenía una gran parte de veracidad en todas sus manifestaciones, incluso en esa”.

González remarcó que el presidente del Gobierno aceptó recoger ese documento con propuestas “descabelladas y demenciales” y “comenzó a negociar sobre ello con la figura del mediador o la mesa de partidos”.

“De todas las demás no sabemos cuánto puede haber avanzado con los independentistas”, indicó, convencida de que el presidente del Gobierno está jugando con principios de tanta importancia como la soberanía nacional”.

Por último, se pronunció sobre la foto de los líderes políticos en la concentración y las supuestas reticencias del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a la hora de compartir escenario con el de Vox, Santiago Abascal. “Dejamos muy claro que lo más importante no eran los partidos y no eran los líderes”, respondió.

“Queremos restar importancia a esa foto que parece que ha causado tanta polémica. La foto del día de ayer es de miles de españoles con banderas centrados en torno a los mismos valores: la unidad de España, la dimisión de Sánchez y la convocatoria de elecciones cuanto antes”, remachó.