Compartir

El piloto del Boeing 737 MAX 8 que se estrelló en Indonesia el pasado mes de octubre trató de salvar la nave hasta el último momento. En un intento desesperado en plena caída, llegó a consultar el manual buscando una solución.

El trágico momento quedó recogido en la grabación del audio de la cabina recuperada, según ha declarado el director de la agencia indonesia que investiga lo ocurrido a ‘The New York Times’. Al final de la misma, se escucha cómo el piloto le cedió los mandos al copiloto mientras buscaba cómo enderezar el aparato en el manual, y este último se ponía a rezar pidiendo un milagro.

Las plegarias acabaron cuando la nave se precipitó en el mar de Java. Las investigaciones posteriores pusieron en relieve que el morro del avión se inclinó hacia abajo más de 20 veces, en un movimiento que los expertos achacaron a un error de un sistema automático.

El informe final de la catástrofe aérea se publicará en el mes de julio o agosto, aunque no se espera que se difundan audios o imágenes dado que lo prohíben las leyes del país.

El accidente del vuelo 610 de Lion Air, en el que murieron 189 personas, fue el primero de los Boeing 737 MAX, al que le siguió el de Ethiopia Airlines, lo que sentenció su veto en el espacio aéreo de medio mundo.