Compartir

El juzgado de vigilancia penitenciaria número 2 de Barcelona ha revocado el tercer grado de Oriol Pujol tras estimar un recurso de la Fiscalía contra esa clasificación que dictó la dirección general de Serveis Penienciaris i Rehabilitació el pasado mes de marzo.

El auto, contra el que cabe recurso de forma o apelación, apunta que la clasificación de Pujol en tercer grado penitenciario no se hizo “conforme” al derecho y establece que se comunique la decisión al centro penitenciario para su cumplimiento.

El juez recuerda que la normativa vigente establece que el acceso al tercer grado sólo podrá darse cuando se haya cumplido al menos una cuarta parte de la pena impuesta, período que debe usarse en la reflexión sobre la evolución del interno. En este caso, con apenas dos meses de internamiento “no puede afirmarse que se ha cumplido con un período razonable de observación que permita al equipo técnico estudiar al interno para poder obtener un adecuado conocimiento del mismo” que permita decidir sobre la concesión del tercer grado.

La Generalitat concedió el régimen abierto al exdiputado de CiU y exdirigente de CDC Oriol Pujol, el pasado 22 de marzo, cuando se cumplían poco más de dos meses de su ingreso en prisión para cumplir la pena de dos años y medio de cárcel que se le impuso por cobrar comisiones ilegales en el caso ITV.

Tras hacer efectiva la concesión del tercer grado en la reunión de la Junta de Tratamiento de Brians 2, Oriol Pujol fue trasladado a un centro de régimen abierto, donde solo acude a dormir cada día, excepto los fines de semana.

La decisión final la adoptó la Secretaría de Medidas Penales del Departamento de Justicia que ratificó el tercer grado penitenciario que la Junta de Tratamiento de Brians 2 propuso, de forma unánime, para el hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol.

Oriol Pujol ingresó el pasado 17 de enero en la cárcel Brians 2, dentro del plazo que el tribunal le dio para entrar de forma voluntaria en prisión, para cumplir la condena de dos años y medio que él mismo aceptó, en una sentencia de conformidad, por cobrar comisiones ilegales y usar su influencia política para favorecer a empresarios afines en el llamado caso ITV.

Una vez en régimen abierto, Oriol Pujol puede salir para trabajar, realizar actividades formativas o de tratamiento para su reinserción, con la obligación de permanecer en el recinto un mínimo de ocho horas.

Para proponer un tercer grado, la Junta de Tratamiento tiene en cuenta la duración de la condena, así como factores como el riesgo de reincidencia, el pago de la responsabilidad civil impuesta al condenado, el condenado ha abonado, sus características personales y laborales, el apoyo familiar, su conducta y si es su primera pena de prisión.

La familia Pujol está siendo investigada en la Audiencia Nacional por mantener una fortuna oculta al fisco en Andorra. Pero, además, Oriol tuvo que someterse a juicio por el presunto cobro de comisiones de las ITV. El pasado mes julio pactó con la Fiscalía Anticorrupción una condena de dos años y medio de cárcel, evitando ser juzgado por un jurado popular. Reconoció haber cobrado 443.660 euros en comisiones por el cobro de facturas falsas a través de varias personas interpuestas.

(SERVIMEDIA)