Compartir
Twitter

El joven estudiante de 19 años que el pasado viernes fue apaleado por un grupo de 15 encapuchados por defender la unidad de España se recupera de sus heridas después de haber recibido el alta médica.

El joven recibió una brutal paliza que le hizo perder el conocimiento y tuvo que someterse a varias cirugías. Entre ellas, una operación para recomponerle la nariz y otra para arreglarle un pómulo, tal y como informa ‘El Diario Vasco‘.

Desde la UPV (Universidad del País Vasco) han condenado enérgicamente esta agresión que ha causado “conmoción” y “preocupación” entre los alumnos y profesores. A su vez, la universidad vasca expresó “todo su apoyo y solidaridad” al afectado.

Los hechos están siendo investigado en estos momentos, aunque todavía no se han producido detenciones. “Todo apunta a que los presuntos autores son también estudiantes del campus alavés, pero de ideología borroka”, según informaron fuentes de la Ertzaintza.
La agresión se produjo después de que la víctima se hubiese reunido junto a otras siete personas en un aula del campus para debatir la creación de una nueva organización estudiantil en defensa de la unidad de España, AEDE (Agrupación de Estudiantes por la Unidad de España). Cuando acabó el encuentro, el agredido se dirigió a una parada de autobús junto a otras dos chicas, momento en el que se produjo la violenta agresión.
Un encapuchado le propinó un puñetazo en la cara tras haberle preguntado si había participado en la reunión. A continuación, alrededor de una quincena de personas, todas con el rostro cubierto, se ensañaron con el estudiante al grito de “español de mierda”.