Compartir

El Ibex-35 retrocedió este martes un 0,57% lastrado por fuertes caídas en los valores bancarios a escasos días de que presenten resultados de un trimestre que se espera a la baja. Tampoco ayudó que el consejero del BCE, Benoit Coeuré, haya enfriado un posible recorte en el interés que cobra el organismo a las entidades financieras por custodiarles su liquidez, actualmente situado en el 0,4%.

Así, el selectivo cerró la sesión en 9.527,20 puntos, frente a los 9.581,90 con que iniciaba la sesión. El peor registro de la jornada entre los valores que integran el Ibex se lo anotaron las acciones de Ence, con un desplome del 4,96%, seguido por IAG (-3,63%) y la banca: la cotización de Caixabank cayó un 2,94% y la de Bankinter un 2,80%, seguidas por Bankia (-2,16%), Sabadell (-2,15%), BBVA (-2,11%) y Santander (-1,33%).

En el otro extremo destacaron las revalorizaciones de Amadeus (+2,21%), Viscofán (+0,99%), Repsol (+0,80%), Iberdrola (+0,77%), Grifols (+0,42%) y Siemens Gamea (+0,39%).

Otras de las compañías de mayor capitalización con alzas fue Naturgy (+0,28%), mientras que Endesa se dejó un 0,23% y Telefónica un 1,01%. Por su parte, la prima de riesgo oscilaba en el entorno de los 107,9 puntos.