Compartir

La Dirección General de Tráfico (DGT) realizará entre este lunes y el próximo domingo una nueva campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen las distracciones al volante, con lo que recupera seis años después esta iniciativa después de que esos factores se hayan convertido en la causa principal de los accidentes mortales en carretera (por delante del alcohol o del exceso de velocidad), especialmente por el uso del móvil al volante.

Sin embargo, la DGT ha querido demostrar que muchos imprudentes no sólo utilizan el teléfono mientras conducen. Los hay que también aprovechan para comer, maquillarse o incluso para hacer el cubo de rubik. De esta forma no sólo ponen su vida en peligro, sino que también amenazan la vida del resto de conductores.