Compartir
Servimedia

El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, condecoró este martes, a título póstumo, con la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo al agente José Manuel Arcos Sánchez, fallecido en Huétor-Vega (Granada) a consecuencia de un disparo cuando prestaba servicio de seguridad ciudadana.

Según informó la Guardia Civil, el acto de imposición tuvo lugar en la capilla ardiente instalada en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada. Posteriormente se ofició una misa funeral en la catedral granadina a la que asistió el ministro del Interior, Fernando Grande- Marlaska.

En el acto estuvieron presentes también el delegado del Gobierno, Alfonso Rodríguez; el director general de la Guardia Civil, Félix Azón; el director adjunto operativo de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, y el general jefe de la zona de Andalucía, Manuel Contreras, entre otras autoridades civiles y militares.

Esta condecoración se otorga tras un servicio de manifiesta importancia que para su cumplimiento exija acciones claramente demostrativas de extraordinario valor personal, iniciativa y serenidad ante el peligro o, como sucedió en este caso, tras resultar muerto en acto de servicio al afrontar un peligro manifiesto contra la propia vida.

El suceso ocurrió en la madrugada del lunes en Huétor-Vega (Granada) cuando una patrulla de La Zubia interceptó un turismo que circulaba a gran velocidad y al identificar al único ocupante del vehículo hubo un forcejeo entre el guardia civil fallecido y el ocupante del vehículo, disparando este último contra el agente. El guardia civil herido fue trasladado al hospital, pero los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Poco después la Guardia Civil desplegó un amplio dispositivo en torno al lugar del suceso, consiguiendo detener al presunto homicida cuando intentaba escapar del cerco conduciendo un vehículo que acababa de robar. El detenido es un individuo de 40 años de edad, vecino de Granada, con numerosos antecedentes policiales.

El guardia civil fallecido, casado y con dos hijos, ingresó en el cuerpo en 1993. A lo largo de su carrera ha ocupado diversos destinos, entre los que figuran los puestos de La Calahorra (Granada), Valls (Tarragona), Jérez del Marquesado (Granada) y la Comandancia de Tarragona. Actualmente estaba destinado en el puesto de La Zubia (Granada). Además, contaba con diversas condecoraciones, entre ellas la Cruz a la Constancia (Plata y Bronce) y otros distintivos.