Compartir

El Gobierno descarta la nacionalización de las plantas de Alcoa en Asturias y Galicia, como reclaman los sindicatos, según aseguraron hoy a Servimedia fuentes de la Secretaría General del Ministerio de Industria.

“El Gobierno no contempla soluciones contrarias a la normativa europea, como sería la nacionalización de las plantas”, señalaron las citadas fuentes, en respuesta a los reiterados llamamientos que está recibiendo el Ejecutivo de las centrales sindicales para que intervenga la producción y haga funcionarios públicos a los trabajadores ante el cierre decidido por la multinacional.

Desde Industria insisten en que el Gobierno “tiene como objetivo principal garantizar los puestos de trabajo y las capacidades industriales de las plantas de Alcoa en Avilés y A Coruña”. “Seguimos trabajando y animamos a las partes a llegar un acuerdo en ese sentido”, agrega el departamento que dirige Reyes Maroto.