Compartir

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, denunció este viernes el “brutal acoso” que sufre el gabinete de Pedro Sánchez por parte de los partidos de la oposición, que incluso elevó al nivel de “cacería” personal hacia los ministros que están siendo cuestionados.

Así lo expresó en la rueda de prensa que ofreció en el Palacio de la Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros, donde comenzó su exposición analizando que la oposición “está demostrando que no sabe asumir la pérdida del poder”.

Valoró que el PP está ahora en “connivencia” con la “nueva derecha” de Ciudadanos para realizar una “campaña de acoso al Gobierno incomparable en democracia” y puso de ejemplo el “bloqueo” de la Mesa del Congreso a la enmienda socialista introducida en la ley de formación de jueces en materia de violencia de género para sortear el veto del Senado.

Celaá se quejó de que estos partidos no permitan “avanzar en la aprobación de una nueva senda de déficit aprobada por Europa utilizando la Mesa del Congreso, técnica por naturaleza, de manera partidista, saltándose la neutralidad y privando así a las sociedad española de poder disponer en los próximos Presupuestos de 6 millones de euros para el blindaje del Estado de bienestar”.

Asimismo, denunció que estos dos partidos de la oposición también hayan iniciado un “ataque personal, que no político, a los miembros del Gobierno”. Se trata, aseveró, de un “brutal acoso al Gobierno que ya ha empezado a ser más que evidente” y puede considerarse incluso una “cacería”.

“Hemos pasado de la impunidad de antaño a la persecución”, enfatizó, al tiempo que subrayó que esta estrategia política y estos “ataques reiterados” no impedirán al Gobierno seguir “limpiando” España. “¡No nos van a parar!”, proclamó Celaá, para quien PP y Cs actúan “con una sola voz” con el único objetivo de “impedir” que se implante una “agenda del cambio”.