Compartir

El gerente de Magrudis, la empresa que fabricaba la carne mechada de ‘La Mechá’ infectada de listeriosis, ha roto su silencio y ha analizado públicamente por primer vez la crisis generada.

En declaraciones al diario ‘ABC‘, José Marín muestra su solidaridad con los afectados. “Solo queremos que no haya más víctimas (…) la mayoría de las listeriosis se queda en una diarrea leve y unos vómitos. Solo si se está inmunodeprimido hay complicaciones graves”, afirma.

Además cuestiona algunas informaciones aparecidas en los medios y que han sido facilitadas por la Junta de Andalucía. Descarta, por ejemplo, que el carro del horno esté infectado con Listeria. “Ese carro se pone a 240 grados centígrados, cómo va a tener eso listeria”, asegura.

En la entrevista afirma que tienen “un protocolo de limpieza diario (…) No sé ni lo que me he habré gastado en lejía” y que “si encuentran bacterias en un quirófano, cómo no va a haber en mi fábrica”.