Compartir

Una patrulla de la Policía Local de Noreña (Asturias) mandó un genial mensaje a los vecinos de la localidad que se encuentran confinados en su casas.

Desde el coche y hablando a través de los altavoces, el agente intentó levantar los ánimos, especialmente de los más pequeños, después de que la orden de alargar el confinamiento durante dos semanas se emitiera el pasado domingo.

“Tengo una buena noticia y otra mala: la mala es que mañana llueve, la buena es que tenemos dos semanas más para seguir haciendo lo mismo”, arranca el policía.

“Tres semanas más para seguir haciendo esto mismo, este mismo esfuerzo, y esta especie de sacrificio que nos pidieron, que no es un sacrifico, es un gesto de amor. Estamos haciendo un gesto de amor porque queremos a aquellos que son débiles, a nuestros mayores, a los críos”, prosiguió, para explicar a los más pequeños que ha recibido una carta de Pikachu en la que le dice “lo estáis haciendo muy bien y que os tenéis que portar bien”.

“Todo esto va a pasar rápido y va a salir bien. Así que, si lo dice Pikachu, será verdad”, asegura el agente entre risas y aplausos.

“Ánimo, fuerza y muchas gracias”, concluye.