Compartir
Pixabay

La nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó los 9.662,13 millones de euros el pasado 1 de julio, lo que supone un incremento interanual del 6,97%, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El gasto en pensiones contributivas aumentó un 5,07% en términos homogéneos, es decir, teniendo en cuenta la revalorización de las pensiones del 1,6% con carácter general que se aprobó en julio de 2018 y se aplicó de manera retroactiva.

La pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), se situó en 991,48 euros mensuales.

En concreto, la pensión media de jubilación ya asciende a 1.138,75 euros mensuales, un 5% más que en julio de 2018, y la de viudedad se sitúa en 712,51 euros, un 8,7% más. En cuanto a las nuevas altas, la pensión media de jubilación (junio) es de 1.318,95 euros en el conjunto del Sistema, un 2,87% más.

El Sistema de Seguridad Social abona 9.745.121 pensiones contributivas, un 1,2% más que en julio del año pasado. De éstas, 6.039.967 son de jubilación, 2.361.900 corresponden a prestaciones de viudedad, 959.221 son prestaciones por incapacidad permanente, 341.333 son de orfandad y 42.700, a favor de familiares.

Cabe recordar que el número de afiliados por pensionista ascendió a 2,32 de media en junio, último dato publicado por la Seguridad Social.

Por comunidades autónomas, ocho regiones se sitúan por encima de la pensión media del Sistema, destacando País Vasco (1.232,30 euros), Asturias (1.169,61 euros) y Comunidad de Madrid (1.166,31 euros). En cambio, las cuantías más bajas las registraron Extremadura (825,74 euros), Galicia (841,07 euros) y Murcia (873,43 euros).