Compartir

El Estado ha concedido un préstamo a la Seguridad Social por importe de 15.164 millones de euros para el “equilibrio financiero” del Sistema.

Así lo recoge el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 presentado este lunes por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Congreso de los Diputados.

El proyecto señala que, “dada la situación financiera de la Seguridad Social, desde el Estado se abordan en el presupuesto del ejercicio 2019 las necesidades que presenta la Seguridad Social para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones mediante la dotación de un préstamo por importe de 15.164 millones de euros para el equilibrio financiero de la Seguridad Social”.

Se trata de la misma cuantía que se presupuestó para 2018, aunque el crédito de ese ejercicio quedó finalmente en 13.830 millones. Es el tercer préstamo que recibe la Seguridad Social para contribuir al pago de las pensiones, sumado al de 2018 y a otro por importe de 10.192 millones que se concedió en 2017.

Asimismo, el texto precisa que “para atender, exclusivamente, las insuficiencias de financiación de las pensiones de carácter contributivo y demás gastos necesarios para su gestión, la Seguridad Social contempla, también en 2019, la disposición de activos del Fondo de Reserva”.

En concreto, el Ejecutivo sacará 3.693,45 millones de la conocida como ‘hucha de las pensiones’, que actualmente cuenta con 5.043 millones. De esta manera, el Fondo de Reserva menguará hasta quedar en unos 1.350 millones.

Estos recursos, sumados al préstamo y a una transferencia del Estado de 850 millones de euros “permitirán mantener el equilibrio presupuestario para 2019, así como proporcionar una cobertura adecuada a las obligaciones de la Seguridad Social”.

Además, el proyecto de Presupuestos precisa que “como consecuencia de los gastos e ingresos no financieros previstos en el Presupuesto de la Seguridad Social para 2019, se deduce un resultado no financiero por importe de -18.651 millones de euros”.

Desde Hacienda señalaron que el déficit de la Seguridad Social para este año cerrará por debajo del registro del año anterior, cercano a los 19.000 millones de euros.

La ministra de Hacienda destacó que las transferencias y el préstamo buscan dar “equilibrio” al Sistema “en tanto se alcanza el acuerdo marco en el Pacto de Toledo, recomendaciones en las que espero que seamos capaces de alcanzar el acuerdo a lo largo de enero o del mes de febrero”.

Montero lamentó que el hecho de que la senda de déficit utilizada para elaborar estas cuentas públicas sea la del PP y no la que este Gobierno defendió ha implicado que la Seguridad Social “no cuente con dos décimas de déficit”, y por tanto, haya requerido de “otras medidas que no eran las adecuadas, pero es el único resorte”.