Compartir

El enfrentamiento dialéctico entre Pablo Casado y Albert Rivera en el debate en Atresmedia ha dado al PSOE la “razón” para el rechazo a que el candidato y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, realizara un ‘cara a cara’.

Así lo trasladaban fuentes de la dirección del PSOE después de apuntar que los líderes de Partido Popular y Ciudadanos están disputando una suerte de “primarias” para ver quién encabeza el frente de la “derecha” en España.

“Se ha evidenciado las primarias de la derecha y nos da la razón de que no sabíamos con quién el cara a cara”, trasladan desde la dirección socialista, y señalan que Sánchez no accedió a un debate a dos porque su estrategia pasa también por no reconocer qué partido es el que lidera la alternativa.