Compartir

El ‘horario de verano’ comenzará la madrugada del próximo domingo, con el cambio de hora, pese a que los beneficios en términos de ahorro de energía ya no están claros.

Será a las dos de la madrugada cuando habrá que adelantar una hora los relojes, dando así un salto instantáneo a las 3 de la madrugada.

EL Ministerio para la Transición Ecológica explica que más allá de las estimaciones de ahorro en iluminación de 300 millones de euros que el IDAE realizó hace algunos años, no existen informes actualizados ni experiencias contrastadas que permitan aseverar que el cambio de hora lleve asociados ahorros energéticos.

Además, admite que la realidad es que las nuevas exigencias de eficiencia energética en iluminación, en edificación y en los sistemas de climatización, han modificado significativamente los datos que originalmente se utilizaron para calcular los ahorros energéticos.

Por otro lado, indica que en los últimos años se han realizado diversos informes que han tenido en cuenta no sólo aspectos relacionados con el posible ahorro de energía, sino otras cuestiones relacionadas con la necesidad de armonización de horarios, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y sus repercusiones sobre la salud, entre otras, y que dichos informes coinciden en señalar que los beneficios del cambio de hora son, en cualquier caso, difusos.

Con este cambio de hora, España da así obligado cumplimiento a la directiva europea que sigue afectando, sin excepción, a todos los Estados miembros de la Unión Europea.

Las primeras disposiciones sobre el horario de verano se adoptaron en Europa en 1980 y desde el año 2000, con la mencionada directiva, quedaron establecidas las reglas que marcan su inicio en marzo y su finalización en octubre.