Compartir

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) alertó este miércoles sobre la sustracción de un equipo para la medida de densidad y humedad del terreno, que contiene dos fuentes radiactivas de baja actividad (una de cesio-137 y otra de americio-241/berilio), en Villaluenga de la Sagra (Toledo).

Según informó el CSN, la sustracción fue consecuencia del robo del vehículo en el que se transportaba en la calle Cipreses, 5, del citado municipio toledano.

La propietaria del equipo es la empresa Centro de Estudios de Materiales y Control de Obra (Cemosa), con sede en la calle Benaque número 9, de Málaga.

El equipo sustraído contiene fuentes radiactivas de categoría 4, en una escala de 1 a 5 establecida por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), siendo 5 la categoría menos peligrosa.

La categoría 4 se denomina “Improbable que sea peligrosa para las personas”, porque dada su radiactividad no entraña riesgos radiológicos mientras se mantenga íntegro y cerrado, puesto que las fuentes radiactivas se encuentran en su interior, protegidas y encapsulada. Sí podrían presentarse riesgos en caso de apertura o destrucción del equipo que dejen las fuentes sin sus protecciones.

Por ello cualquier persona que localice el equipo debe evitar su manipulación y avisar inmediatamente a las autoridades, Policía o servicio de atención de urgencias (112).

El equipo se encuentra en una maleta, de color naranja, con apertura superior con doble cierre de seguridad. El dispositivo es también de color naranja con forma de caja, asa metálica en la parte superior, pantalla de cristal con un teclado numérico y un tubo metálico donde se aloja una de las fuentes radiactivas.