Compartir

La Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso de los Diputados aprobó este jueves una proposición no de ley que insta al Gobierno a incorporar profesionales especializados en temática LGTB en las residencias de mayores, sobre todo en lo que se refiere a la atención de personas con VIH o sida.

“Un gran porcentaje se encuentra en situación de exclusión social, lo que afecta especialmente a los mayores transexuales”, destacó la diputada socialista Carmen Baños, autora de la iniciativa, que fue aprobada por 19 votos a favor, 14 en contra y cero abstenciones.

Desde el PP presentaron una enmienda que excluía la mención directa al colectivo LGTB para pedir la especialización generalizada de los profesionales de las residencias, y que fue rechada. La diputada popular Marimar Blanco se preguntó “por qué es necesaria” esta formación y no que estén “formados en materias que afectan a otros colectivos”.

Diego Clemente, de Ciudadanos, dijo que hubiera aplaudido alguna mención económica para implantar la iniciativa, aunque destacó que “es necesario mejorar la formación de los trabajadores públicos” y aseguró que los mayores necesitan “que sus orientaciones sexuales se reconozcan”.

PODEMOS ACUSA DE MACHISMO AL PP

Por Podemos, Ángela Rodríguez adelantó su voto a favor y afeó al PP que “no quiere hablar de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales”, al tiempo que denunció que si la Ley de Igualdad LGTB aún no se ha aprobado es, a su juicio, “por los retrasos” impulsados por los populares. También reprochó la enmienda del PP que, según ella, sólo la presentaron para “irse a gusto a casa”.

La intervención de esta parlamentaria fue notablemente bronca después de que acusara a los populares de ser “unos machistas elitistas” y señalar que “se hicieron la foto” en Colón con quienes, según esta diputada, son reconocidos por “pegar palizas” al colectivo LGTB.