Compartir
Servimedia

El Gobierno que preside Pedro Sánchez no ha conseguido, por primera vez desde que llegó a La Moncloa, convalidar un real decreto ley, ya que este martes el Congreso de los Diputados ha rechazado la norma que aprobó el Ejecutivo con medidas urgentes sobre vivienda y alquiler.

El decreto aprobado hace un mes en Consejo de Ministros y en vigor tras su publicación en el BOE, no salió adelante porque Partido Popular, Unidos Podemos, Ciudadanos y demás grupos parlamentarios, salvo el PSOE, PNV y algunos diputados del Mixto, votaron en contra.

El Pleno derogó este martes el Real Decreto-ley 21/2018 de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, encaminado a facilitar el acceso a la vivienda y fomentar la accesibilidad universal.

La oposición ha criticado reiteradamente a Sánchez por emplear la figura del decreto ley de forma abusiva, cuando está reservado para cuestiones de urgencia. El Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros 26 reales decretos, de los que sólo falta uno -hay plazo hasta febrero- por pasar por el trámite de convalidación en el Congreso. Hasta hoy había convalidado todos, un total de 17, pero en la sesión extraordinaria de este martes el Congreso ha tumbado una iniciativa y aprobada otras siete.

El rechazo a un real decreto supone un varapalo para el Gobierno que lo presenta pero desde el PSOE recuerdan que el PP de Mariano Rajoy sufrió en marzo de 2017 el rechazo del decreto de la estiba y tuvo que volver a presentar otro.

Este rechazo también supone un duro golpe para la vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, que llevaba muy a gala que hasta ahora habían sacado adelante “todos” los reales decretos que impulsaba el Ejecutivo pese a contar con 84 diputados.

Lastra, encargada de las negociaciones para recabar los apoyos parlamentarios, ayer mismo enfatizaba que el Ejecutivo había conseguido aprobar “todos” los decretos que habían presentado para su convalidación.

Desde que llegó al Gobierno, el PSOE ha perdidos cuatro grandes votaciones: una cuando se sometió en julio a debate y votación la propuesta de senda de déficit, otras dos cuando no consiguió frenar la primera reprobación a la ministra de Justicia y la siguiente petición de dimisión; y recientemente cuando el PP recabó los apoyos para una moción en la que exige al Gobierno relevar al presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos.