Compartir

La Asamblea General del Comité Paralímpico Español (CPE) aprobó esta tarde los criterios que deberán cumplir los deportistas para ser seleccionados como miembros del equipo que participará en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, cuyo programa oficial consta de 22 modalidades deportivas.

El encuentro, celebrado en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD), en Madrid, contó con la asistencia de la infanta Elena, presidenta de honor del Comité Paralímpico Español, y de María José Rienda, secretaria de Estado para el Deporte.

Los criterios de selección de los deportistas paralímpicos españoles para Tokio 2020 han sido establecidos por las federaciones deportivas responsables de cada modalidad en colaboración con el CPE, según informó el Comité Paralímpico Español.

En ellos se fijan las marcas mínimas, los resultados, las posiciones en el ranking internacional y los demás requisitos que deberán acreditar los deportistas para poder formar parte del equipo paralímpico español en la cita nipona, en función de las características específicas de cada especialidad.

Estos criterios de selección son más exigentes que los criterios de clasificación establecidos por el Comité Paralímpico Internacional y tienen como objetivo garantizar que el limitado cupo de plazas asignado a España se distribuya de forma objetiva en función de los méritos del deportista, puesto que el sólo cumplimiento de los requisitos internacionales no asegura la participación en los Juegos.

Durante su reunión, el órgano de gobierno del CPE también revisó y aprobó las cuentas anuales y la Memoria Social de 2018, e incorporó como nuevos miembros a Antonio José de la Rosa, presidente de la Federación Española de Deportes para Sordos (FEDS), y Gemma León, secretaria general de la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC).