Compartir

El Índice General del Comercio Minorista en España registró una tasa anual a precios constantes del 0,3%, lo que supone un descenso de 2,8 puntos respecto al registro del mes anterior, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este lunes.

De esta manera, el comercio minorista desaceleró su ritmo de crecimiento. Si se corrigen los efectos estacionales y de calendario, este indicador presentó una variación anual del 2,4%, dos décimas menos que el registro de mayo.

En la serie original sin tener en cuenta las estaciones de servicio, el comercio al por menor cayó un 0,1%.

Si se desglosan estas ventas por tipo de producto, la alimentación bajó un 1,8% y el resto subió un 1,3%.

 


Por modos de distribución, las empresas unilocalizadas bajaron un 1,5%, mientras que las pequeñas cadenas subieron un 1,8%, las grandes superficies lo hicieron un 0,9% y las grandes cadenas aumentaron un 0,3%.

En variación mensual, el Índice General del Comercio Minorista a precios constantes entre junio y mayo, eliminados los efectos estacionales y de calendario, subió un 0,1%, siete décimas menos que el mes anterior.

Por comunidades autónomas y en variación anual, las ventas subieron en seis regiones y bajaron en 10, mientras que en País Vasco se mantuvieron.

Comunidad de Madrid (3,7%), Castilla-La Mancha (1%) e Islas Baleares (0,9%) registraron los mayores aumentos. Por su parte, Asturias y Extremadura (ambas con un −2,2%) y Castilla y León (−1,6%) presentaron los mayores descensos.

En lo que respecta al empleo, el índice de ocupación en el sector del comercio minorista registró en junio un aumento del 1% respecto al mismo mes de 2018. Esta tasa es la misma que la registrada en mayo. En las estaciones de servicio la ocupación subió un 2,6%.

El empleo del comercio minorista aumentó en 16 comunidades en tasa anual, siendo Islas Baleares la que se anotó el mayor incremento (2,1%).