Compartir

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) catapulta al PSOE por encima del 41% de los votos, mientras el Partido Popular recupera la segunda posición que le había arrebatado Ciudadanos, aunque se queda a muy poca distancia de esta formación.

El PSOE obtendría ahora el 41,3% de los votos, superando la estimación del 39,5% que le daba el anterior barómetro y muy por encima del 28,68% que obtuvo en las elecciones.

Por su parte, el PP recupera la segunda posición, no tanto por el 13,7% de los votos que recibiría en caso de celebrarse ahora las elecciones, ya que es el mismo porcentaje que se estimaba en el barómetro de junio aunque ahora con “voto directo”, sino por la caída de Ciudadanos.

El partido de Albert Rivera alcanza el 12,3% de los votos –directo-, algo más de tres puntos menos que los 15,8% estimados en el anterior barómetro del CIS y de los 16,7% que logró en las generales del 28-A.

Por su parte, Unidas Podemos pasaría del 11,05% de las elecciones al 10,8% en voto directo en este último sondeo. En Comú Podem perdería unas décimas y se quedaría con el 2,3%, mientras que Compromís cae hasta el 0,3%, de forma que juntos sumarían el 13,4% de los votos, apenas tres décimas por debajo del PP pero manteniéndose como cuarta fuerza parlamentaria.

Por su parte, a Vox, que obtuvo el 10,26% de los sufragios en las elecciones generales, el barómetro de julio le otorga en voto directo el 4,6%.

En este barómetro ERC subiría hasta el 4,5% de los votos; Junts per Catalunya obtendría el 1,6%; el PNV, el 1,4%; EH Bildu, el 1,1%; Navarra Suma, el 0,3%; el PRC, el 0,2%, y Coalición Canaria apenas sale en el recuento, con el 0,0%.

El sondeo se hizo a partir de 2.952 entrevistas personales en domicilios a ciudadanos de 296 municipios en 49 provincias, entre los días 1 y 11 de julio, es decir, cuando comenzaron las verdaderas negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para la investidura de Pedro Sánchez que resultó fallida.

(SERVIMEDIA)