Compartir

Josep Riba, abogado de Carles Mundó, solicitó este martes, durante la celebración del juicio que tiene lugar en el Tribunal Supremo por el proceso independentista en Cataluña, permiso para que el exconsejero de Justicia saliese de la sala de vistas para acudir al servicio.

Así lo manifestó Riba cuando estaba interviniendo Benet Salellas, abogado de Jordi Cuixart. Riba solicitó al Tribunal presidido por el magistrado Manuel Marchena permiso para que Mundó pudiese salir de la sala de vistas durante unos minutos para acudir al servicio.

Marchena concedió la petición, indicando que no era necesario parar la intervención de Salellas. Es la primera vez, desde que empezara la sesión este martes a las diez de la mañana que uno de los procesados solicita permiso para ausentarse de la sala.