Compartir

Dos personas han resultado heridas, según ha confirmado la policía griega, tras la explosión de un artefacto casero, en una iglesia del centro de Atenas (Grecia).

Ha sido un empleado de la iglesia de San Dionissio, en el barrio de Kolonaki, quien llamó a la policía, a primera hora, tras descubrir una caja sospechosa de metal, que en su interior tenía un reloj con cables.

Según ha informado la cadena pública ERT, que cita fuentes eclesiásticas, la bomba estalló fuera del templo, mientras uno de los agentes trataba de alejarla del lugar, hiriéndole en la cara y en las manos; también el empleado resultaba herido leve al encontrarse cerca en el momento de la explosión.

Los agentes han acordonado la zona e investigan lo sucedido, como un acto terrorista.