Compartir
Servimedia

Ya está disponible en España la semaglutida, un nuevo tratamiento para la dibetes tipo 2 con beneficio sobre la glucemia, el peso y el riesgo cardiovascular.

La diabetes tipo 2 afecta a 5,3 millones de personas en España. Es una enfermedad multifactorial y compleja que, sin un correcto seguimiento, puede tener graves consecuencias para la salud: problemas oculares, sobrepeso u obesidad, insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, etc, según datos de Ciberdem.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en torno al 90% de las personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad y alrededor del 80% fallecen a causa de una enfermedad cardiovascular aterosclerótica, como el infarto del miocardio o el ictus.

La eficacia de la semaglutida está basada en ocho ensayos clínicos globales en los que participaron más de 8.000 adultos con diabetes tipo 2, incluidas personas con elevado riesgo cardiovascular, con y sin enfermedad renal5-11, 20, 21.

En estos ensayos, el fármaco ha proporcionado una mayor reducción de los niveles de glucosa en sangre (HbA1c) y del peso corporal en comparación con otros tratamientos para la diabetes tipo 2 , además de demostrar beneficios cardiovasculares y una reducción estadísticamente significativa de la aparición o progresión de la nefropatía diabética.

“Cuando se ha comparado de forma directa con otras opciones terapéuticas, semaglutida ha probado que es capaz de llevar a control a un porcentaje muy alto de pacientes, cifras que hasta ahora solo habíamos observado con terapias más agresivas”, afirmó el doctor Esteban Jódar, jefe del departamento de Endocrinología y Nutrición de los hospitales Quirón Salud Pozuelo, Ruber Juan Bravo y San José (Madrid).

Para Mads W. Ø. Larsen, director general de Novo Nordisk en España, que comercializa el medicamento, “semaglutida puede establecer una nueva referencia en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Su sólido perfil clínico aporta una opción terapéutica muy necesaria para personas que buscan una solución nueva y eficaz para controlar su enfermedad”.

Las personas tratadas con semaglutida experimentaron una pérdida de peso de entre dos y cinco veces superior en comparación con otras terapias para la diabetes y hasta el 79% alcanzaron el objetivo de control glucémico (HBA1c) por debajo del 7%, según las recomendaciones de la Asociación Americana de Diabetes.