Quantcast

Disenso entre las asociaciones de jueces sobre la mejor vía para desbloquear la renovación del CGPJ

La posibilidad de que el Gobierno de Pedro Sánchez aborde una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para lograr que se produzca una renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pese al bloqueo del PP, ha sido recibida por las distintas asociaciones de jueces con disparidad de opiniones, mientras unos ven necesaria pero difícil la reforma, otros apuestan por esa modificación pero en el sentido de quitar poder de decisión al Congreso sobre el órgano de gobierno de los jueces.

La portavoz de Juezas y Jueces por la Democracia (JJpD), Ascensión Martín, ha señalado en declaraciones a Europa Press que para reformar el sistema de elección de vocales del CGPJ habría que modificar esa ley orgánica, la LOPJ, que es la que lo regula, y por tanto haría falta mayoría cualificada de tres quintos de la cámara, por lo que apunta que ése es el problema y que será “muy difícil” en un Hemiciclo que abarca tantas sensibilidades.

Por este motivo, ha abogado por que las distintas formaciones políticas, y en especial las dos mayoritarias, lleguen a un acuerdo para evitar el fracaso, y ha incidido en que desde su asociación ven necesaria la reforma de la ley para “evitar bloqueos” por parte de determinados grupos políticos, máxime cuando la Constitución “obliga a renovar en plazo”. “O se reforma la ley o nos quedamos varados”, ha añadido.

Por su parte, desde la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria (AJFV), su portavoz Jorge Fernández Vaquero ha coincidido con Martín en que es necesaria esa reforma, pero ha advertido que debe hacerse para que se “reduzca la intervención de los políticos” a la hora de nombrar vocales del órgano de gobierno de los jueces.

“Lo que quiere el Gobierno es lo contrario, facilitar más la intervención de los políticos”, ha explicado, para luego añadir que buscan no necesitar una mayoría cualificada en el Congreso. En este sentido, ha añadido que la actitud del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del líder de la oposición, Pablo Casado, y del líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, le recuerda mucho “a la de tres chiquillos que se pelean por un trozo del pastel”.

“Se pelean por un trozo del pastel, por ver quien coge su parte, a quien le toca el trozo más grande, pero en realidad el pastel no es suyo, es de los ciudadanos, y se lo están comiendo ellos”, ha indicado, para acabar apuntando que se debe cambiar la ley pero “al contrario de lo que se plantea”.

Por su parte, la portavoz del Foro Judicial Independiente (FJI), Concepción Rodríguez, ha señalado que se encuentra “estupefacta” ante esa posibilidad de que el Ejecutivo reforme la ley y lamenta que se intente por no haber conseguido una mayoría “para el control político del poder judicial”.

El FJI apuesta porque no se dé ese control político de la renovación porque afecta al Estado de Derecho. Y recuerda que si se debe renovar con tres quintos de la cámara, debe seguir siendo así: “No procede el reparto proporcional entre las distintas fuerzas, hay que separar los poderes para que haya una verdadera democracia”.

Según esa LOPJ, el Consejo General del Poder Judicial se renovará en su totalidad cada cinco años -lleva en funciones desde 2018-, contados desde la fecha de su constitución. Y los residentes del Congreso de los Diputados y del Senado deberán adoptar las medidas necesarias para que la renovación del Consejo se produzca en plazo.

El artículo 567 de dicha ley orgánica, reza que los veinte vocales del CGPJ serán designados por las Cortes Generales. Cada una de las Cámaras elegirá, por mayoría de tres quintos de sus miembros, a diez Vocales, cuatro entre juristas de reconocida competencia con más de quince años de ejercicio en su profesión y seis correspondientes al turno judicial.

Comentarios de Facebook