Compartir

DIA anunció este jueves que ha terminado de cerrar el acuerdo con sus acreedores para la refinanciación de su deuda y la consecución de nuevas líneas de liquidez.

A través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), DIA informó sobre el cumplimiento de las condiciones suspensivas contempladas en el plan de refinanciación acordado con los acreedores que la compañía ya publicó el pasado 25 de junio.

 

Cuando se publicó dicho acuerdo, quedó establecido que DIA debía cumplir con las condiciones suspensivas antes del 15 de julio, pero dicho plazo quedó ampliado hasta mañana, viernes 19 de julio, ya que, según explicaron fuentes de la compañía a Servimedia, se trataba de un proceso meramente formal.

En concreto, el acuerdo del 25 de junio establecía que LetterOne, máximo accionista de DIA, debía adelantar 490 millones de euros para que la compañía pudiera disponer de ellos para hacer frente a sus compromisos.

En este sentido, el hecho relevante publicado este jueves recoge que LetterOne ha suscrito dos préstamos participativos, el primero de ellos el 29 de mayo por importe de 40 millones y el segundo, el 26 de junio, por 450 millones. De este dinero, DIA ya ha recibido de LetterOne 184 millones, mientras que los 306 millones restantes serán ingresados mañana, 19 de julio. El objetivo de este dinero es repagar los bonos por valor de 305 millones que vencen el próximo lunes, 22 de julio.

Con este acuerdo, la compañía aseguró en el hecho relevante que “queda consolidada la remoción de la causa de disolución por pérdidas”, que DIA queda dotada de una estructura de capital social viable y que quedan solucionadas sus necesidades de liquidez.

El plan de refinanciación acordado por DIA y sus acreedores el pasado 25 de junio incluye obtención de nuevas líneas de financiación por un importe de hasta 280 millones de euros, y extiende hasta 2021 las financiaciones bilaterales otorgadas por acreedores sindicados o sus filiales a DIA o sus filiales, salvo una financiación bilateral que ha quedado inicialmente prorrogada hasta mayo de 2020 y otras puntuales extendidas con carácter semestral renovable.

Además, el convenio incluye llevar a la Junta General un aumento en 100 millones de los fondos a inyectar en DIA, aumentando la ampliación de capital prevista desde 500 a 600 millones de euros.

Una vez oficializado el plan de refinanciación y cumplido con el vencimiento del bono de 305 millones del próximo lunes, el siguiente paso a dar en la compañía de distribución y alimentación será precisamente la ampliación de capital, que irá destinada en su mayor parte a devolver a LetterOne los 500 millones adelantados en los préstamos participativos.